Crostini de jitomates y aguacates del tianguis orgánico

Crostini de jitomate y aguacate

Crostini de jitomate y aguacateTodos los sábados La gallina verde participa en el tianguis orgánico de Querétaro “Bosque de Agua”. En un relajado ambiente familiar puedes encontrar todo tipo de productos. Hay orgánicos (huevo, verduras, pollo, pan, queso, vino, café, miel, aceite de coco, caldo de verduras, etc.) y productos elaborados artesanalmente con ingredientes naturales como jabones y cosméticos veganos. Así mismo puedes encontrar filtros de agua y otros gadgets para llevar una vida más sustentable. Y por supuesto tienes la oportunidad de disfrutar las súper ensaladas, tartas, pasteles sin gluten y galletas de avena libres de culpa de La gallina verde.

Estos crostinis están hechos con ingredientes orgánicos que provienen de productores locales. Pan artesanal, elaborado con harina de trigo durum (el cual se muele entero en molinos de piedra), los jitomates heirloom (tradicionales o de herencia) y aguacates criollos (los que tienen la cáscara delgadita y se pueden comer con ella).

Te recomiendo visitar los mercados y tianguis de tu localidad. Cada vez hay más espacios para productos orgánicos y/o sustentables. Es una ocasión para conocer de dónde provienen tus alimentos, charlar con los productores y encontrar joyas como estas chuladas para tu cocina.

El crostini proviene del italiano y básicamente es una rebanada de pan tostado con algo delicioso encima. Si no comes pan puedes sustituirlo por tostadas de arroz inflado o tostadas de maíz sin gluten.

Rinde para 2 crostinis.

Los ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan rústico orgánico, tostadas
  • 2 jitomates heirloom orgánicos, cortados en rodajas
  • 1 aguacate criollo orgánico
  • 1 cdita de piñones
  • 1 cda de pesto
  • Hojas de albahaca
  • Hojas de orégano
  • Sal en grano

+ Un chorrito de aceite de olivo orgánico extra virgen y vinagre balsámico (opcional)

Las instrucciones:

  1. Extiende el pesto sobre una de las rebanadas.
  2. Arregla las rodajas de jitomate sobre esa mitad. Si son de diferentes colores acomódalos intercalados.
  3. Coloca el aguacate sobre la otra mitad.
  4. Adorna con las hojas de albahaca y orégano.
  5. Espolvorea la sal de grano y los piñones.
  6. Si deseas puedes añadir el aceite y el vinagre justo antes de comer, con una cucharita para que no se te pase y se moje todo el pan.

Dependiendo del tamaño de las rebanadas de pan este platillo puede ser un snack, lunch oficinista o hasta una botana coqueta para una reunión.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Desayuno de alforfón con leche de coco y nueces

– sin gluten y sin lácteos –

Cremosa avena con leche de coco nueces y uvas

En realidad este platillo es como avena pero sin avena… jajaja Se trata de un grano entero que se llama alforfón o buckwheat en inglés. A pesar de su nombre, no está relacionado con el trigo, de hecho, es libre de gluten y se le considera un grano antiguo porque los hombres lo cultivaban desde la prehistoria. Es originario del norte de Asia y se come mucho en Europa del Este y Rusia. Se puede preparar como arroz para platillos salados o en este caso, como avena para desayuno. Tiene un sabor anuezado pero muy sutil.

El alforfón tiene muchos beneficios para la piel. Contiene grandes cantidades de aminoácidos (proteínas) como la lisina, vitaminas del complejo B, potasio, fósforo, magnesio, calcio y hierro.

En esta receta se elabora con leche de coco y especias, y se decora con nueces o semillas y fruta de temporada. Me encanta porque puedo hacer un tanto y dejarlo en el refrigerador por unos días. Y así no tengo que cocinar corriendo en la mañana. Me voy comiendo una poca en el desayuno con los toppings que se me vayan antojando. A los niños también les gusta. Es bastante llenadora y perfecta para los días fríos y lluviosos o para cuando se te antoja algo dulce muy cañón.

Si no encuentras alforfón puedes usar avena natural.

Rinde para 4 porciones.

Los ingredientes:

  • 100 grs de alforfón (buckwheat groats en inglés)
  • 400 ml de leche de coco orgánica (puedes usar de almendra, soya o la leche vegetal que más te guste)
  • 100 ml de agua
  • 1 cdita de canela en polvo
  • 1 cda de extracto de vainilla orgánico o el relleno de una vaina

+ Fruta fresca y nueces para decorar. Yo usé uvas, trozos de coco, nueces de castilla en mitades y hojas de hierbabuena.

+ 1 cdita de miel de maple orgánica

Las instrucciones:

  1. En una olla coloca el agua, la leche, la vainilla, la canela y los granos enteros de alforfón. Revuelve con una pala de madera.
  2. Hierve durante 20 minutos o hasta que esté bien cocida.
  3. Sirve y decora con fruta fresca, nueces y la miel de maple.

NOTA: La puedes colocar en un frasco tipo Mason Jar y llevar a tu oficina. Guarda la fruta en un recipiente aparte para que la puedas calentar.

© 2015 Rocío Río de la Loza