12 propósitos verdes para el 2016

  1. Destina una parte de tu presupuesto para realizar compras “verdes”. Estas pueden significar un simple upgrade de algún producto que ya consumes, por ejemplo cambiar tus compras de ropa de fibra sintética por prendas de algodón y accesorios artesanales. Adicionalmente, este dinerito puede ser designado a un trabajo mayor en tu hogar, como instalar paneles solares y pintar tu casa con pintura libre de residuos tóxicos.
  1. Haz ronda para recoger a los niños del colegio o utiliza el servicio de transporte escolar.
  1. Adquiere tus alimentos en un mercado local o directo del productor por lo menos una vez al mes.
  1. Cambia un producto alimenticio de tu carrito por una marca orgánica. Yo recomiendo comenzar por pollo, huevo, lácteos y hojas verdes. Y si puedes mejor haz tus compras semanales en una tienda orgánica o un comercio local donde puedas conocer el origen de tus alimentos. Prefiere lo orgánico cada vez que tengas la oportunidad.
  1. Sustituye el jabón (con el que te bañas) comercial por uno elaborado a mano con ingredientes 100% naturales.
  1. Utiliza bloqueador biodegradable en todas tus vacaciones.
  1. Repara “eso” que tienes guardado desde hace años en el cajón, armario o bodega. Y si eres de las que tira todo entonces efectúa un trueque con algún amigo o vecino.
  1. Participa en un proyecto comunitario o realiza un trabajo como voluntaria. Involucra a tus hijos en esta labor.
  1. Coloca dos plantas en tu casa. Una maceta en el interior para limpiar el ambiente. Y otra en el exterior. Puedes sembrar flores para las abejas o una hortaliza en tu jardín (aunque sean unos frijoles).
  1. Elabora tus propios productos de limpieza o utiliza marcas amigables con el medio ambiente, comienza por el detergente de trastes y el jabón para lavar la ropa.
  1. Separa la basura. ¡Pero de verdad! No sabes lo importante que es ésto. Si el camión de tu casa la revuelve toda pues lleva tus residuos reciclables a un centro de acopio.
  1. Instala focos ahorradores en todas las lámparas que sean posibles. Calcula tu huella ecológica

¡Tú puedes lograrlo! Pon esta lista en un lugar donde puedas verla todos los días y ve tachando los propósitos que vayas realizando.

© 2016 Rocío Río de la Loza

Elabora productos de limpieza con ingredientes naturales

Los productos de limpieza comerciales están fabricados a base de químicos sintéticos que, aunque remueven suciedad y eliminan bacterias, llenan los ambientes de sustancias tóxicas que permanecen en las áreas con las que estamos en contacto o en el aire que respiramos. Al estar expuesto nuestro organismo de manera constante y a largo plazo pueden causar serios daños al sistema respiratorio, nervioso y reproductivo, afectar el desarrollo de los pequeños, provocar alergias y ocasionar daños al bienestar general de nuestra familia.

Utilizar productos biodegradables está bien, pero usar ingredientes naturales para limpiar y desinfectar nuestro hogar es mucho mejor. De esta forma ahorraremos dinero, tendremos una casa limpia, sana y libre de peligros para la salud.

El bicarbonato de sodio es un una sal soluble en agua y un ingrediente versátil y tan seguro que puede tomarse como remedio para la indigestión, para alcalinizar el cuerpo y para cepillarse los dientes. Tiene un efecto natural blanqueador. Se puede adquirir en farmacias, supermercados y tlapalerías.

El vinagre es un líquido soluble en agua, de sabor agrio, que se produce a través de la acción bacteriana durante el proceso de fermentación del alcohol en los alimentos como la uva, caña o manzana. Corta grasa, desinfecta y combate los hongos. Su aroma acciona como repelente natural de insectos como hormigas y mosquitos. Utiliza directamente el vinagre para remover óxido de herramientas. Así como la cal de las cebollas de las regaderas y las llaves de lavabos. Excelente para quitar manchas de electrodomésticos como las cafeteras italianas y teteras.

RECETAS:

Limpia vidrios:

  • En un recipiente agrega una parte de vinagre blanco por cuatro partes de agua.
  • Vierte en un rociador para acceder ventanas, parabrisas, espejos y canceles.
  • Esta misma solución sirve para el congelador y evitar la escarcha.
  • Utiliza periódico para secar ventanas.
  • Para remover manchas de café en las tazas agrega directamente un chorrito de vinagre, deja remojar y lava con agua y jabón.

 Limpiador de pisos:

En una cubeta con agua añade un cuarto de taza de jabón líquido biodegradable, dos tercios de taza de vinagre y una taza de la infusión de hierbas de tu preferencia (menta, manzanilla, lavanda, etc.) para un rico aroma.

 Pulidor de madera:

  • Se puede utilizar directamente un aceite de oliva ligero sobre un trapo de algodón.
  • Para elaborar una cera casera en un recipiente de cerámica pon un cuarto de taza de cera de abeja.
  • Coloca el recipiente a baño maría y con una pala de madera revuelve hasta derretir por completo la cera de abeja.
  • Agrega lentamente un cuarto de taza de turpentina (resina de coníferas).
  • Retira del fuego y transfiere a un frasco.
  • Cuando esté tibio pero todavía suave agrega unas gotas de extracto de aceite esencial de lavanda, pino o naranja.

 Limpiador de hornos:

  • En cuanto se escurra algo en el horno agrega sal y déjala por una hora.
  • Cuando esté frío agrega bicarbonato de sodio directamente sobre la mancha y talla con esponja.
  • Termina de limpiar con agua y jabón.

Destapacaños:

  • Para prevenir que se tapen las tuberías una vez a la semana agrega una cucharada de bicarbonato de sodio seguida de una taza de vinagre blanco y otra de agua caliente.
  • Para limpiar los lavabos y tazas de baño utiliza una taza de bicarbonato con unas gotas de jabón líquido biodegradable como una pasta que se aplica directamente.

Aromatizante:

  • Para eliminar los malos olores del refrigerador y los botes de basura humedece una esponja con agua y bicarbonato de sodio y tallar el interior. Después enjuaga con agua y jabón. Deja secar el bote antes de colocar otra bolsa.
  • Para el microondas, coloca una taza de agua con dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente apto para microondas y enciende a máxima potencia por dos minutos.
  • Para lavavajillas pon media taza de bicarbonato de sodio en la base con la carga vacía y enciende el ciclo de enjuague.
  • Para quitar manchas de orina del colchón vierte una taza de bicarbonato de sodio sobre la mancha y coloca un plástico grande que cubra el área. Deja cubierta durante la noche (6-8 horas), retira y aspira el bicarbonato, el cual debe haber absorbido el olor a orina.

 Desengrasante para cocina y trastes:

En un recipiente coloca un litro de agua, media taza de vinagre blanco y tres cucharadas de jabón suave rallado.

 Limpiador multiusos:

  • En una cubeta agrega 4 litros de agua calienta y después 125ml de jabón suave (con base de aceite vegetal) y 60ml de vinagre blanco (o jugo de limón). Si utilizas limón debes enjuagar esta solución de la superficie con una esponja húmeda.
  • Existen desinfectantes orgánicos a base de aceites de semillas de cítricos como el limón y la toronja. Estos son muy buenos para mantener superficies de cocina libres de virus y bacterias y para desinfectar alimentos.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Guía de productos de limpieza que dañan la salud

¡Disminuye la contaminación por residuos tóxicos en tu hogar!

Existen compuestos químicos sintéticos altamente tóxicos en productos de limpieza para el hogar que afectan nuestra salud. Por ello, es importante leer las etiquetas de todo aquello que utilizamos para desinfectar, abrillantar, pulir y blanquear. Todos queremos un hogar limpio, pero sobre todo libre de contaminantes. Te comparto esta guía que contiene categorías de productos, para qué se utilizan y algunas de las sustancias peligrosas, así como sus efectos en el cuerpo.

Ojo, no todas las marcas contienen estas sustancias. Esta información es para tomar conciencia y sobre todo para ser capaz de elegir mejor y con responsabilidad.

AROMATIZANTES: Cuidado con la fragancia o perfume, puede causar asma, nausea, cambios abruptos de humor, depresión, irritación en la piel, letargo y pérdida de memoria; EDTA, conocido contaminante orgánico persistente, súper dañino para el medio ambiente.

MULTIUSOS, DETERGENTES ROPA Y LAVALOZAS: Cuidado con el alcohol puede causar vómito si se ingiere; el propilenglicol, es irritante y puede afectar el sistema inmunológico; el tripolifosfato de sodio irrita la piel y puede ocasionar ceguera.

LIMPIADORES DE BAÑOS Y EXCUSADOS: Cuidado con el cloro, irrita la piel, los ojos y los pulmones; el paradiclorobenceno puede afectar ojos, nariz y el sistema nervioso; el fenol es extremadamente peligroso si se ingiere, considerado un posible cancerígeno, también se encuentra en desinfectantes.

LIMPIAVIDRIOS: Cuidado con el amoníaco, en grandes concentraciones irrita ojos-nariz-garganta, inflama pulmones, ampolla la piel y destruye la mucosa gástrica.

DESINFECTANTES Y BLANQUEADORES: Cuidado en especial con el hipoclorito de sodio, ingerido en grandes cantidades ocasiona delirio, baja presión sanguínea y severos daños al esófago y estómago. NUNCA debe mezclarse con amoníaco pues produce un gas súper tóxico.

LIMPIADOR DE HORNO Y LÍQUIDO DESTAPACAÑOS: Cuidado con el hidróxido de sodio o sosa cáustica, causa daño severo al sistema digestivo si se ingiere. También presente en desinfectantes y anti-hongos.

DESENGRASANTES: Cuidado con los solventes butilo tóxicos, pueden ocasionar daño al hígado, los riñones y el sistema central nervioso. También presentes en multiusos y limpiadores de vidrios.

QUITA SARRO Y LIMPIADORES DE METAL: Cuidado con el ácido clorhídrico o ácido muriático, es altamente corrosivo e irritante para cualquier tejido que tenga contacto. Una alta exposición puede producir líquido en los pulmones y muerte por asfixia.

PULIDORES DE ZAPATOS Y PISOS: Cuidado con el nitrobenceno, altamente tóxico y fácilmente absorbido a través de la piel, los pulmones y el intestino en caso de ingerirlo. Causa decoloración de la piel, daños graves al sistema nervioso, defectos de nacimiento y hasta la muerte.

ABRILLANTADORES DE MUEBLES: Cuidado con el formaldehído, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer lo ha clasificado en el grupo 1 como “carcinógeno confirmado para humanos”.

Para disminuir la contaminación por residuos tóxicos en tu hogar siempre que puedas sigue estas recomendaciones:

  1. Siempre lee las etiquetas.
  2. Evita las etiquetas que contengan advertencias y palabras como “peligroso, corrosivo, tóxico, cuidado, inflamable, irritante”…
  3. Mantén los productos de limpieza en un lugar seguro y lejos de donde puedan alcanzar tus hijos.
  4. Opta por etiquetas que digan biodegradable, ecológico, sin fosfatos, sin parabenos, con aceites vegetales como coco y cítricos, etc. Y elige envases reciclables.
  5. No mezcles los productos (particularmente la sosa cáustica y el amoníaco), porque puedes producir sin querer una “bomba tóxica”.
  6. Diluye los productos en agua para disminuir sus efectos sobre la salud. La toxicidad depende de la concentración.
  7. No utilices aerosoles con propelentes que dañen la capa de ozono.
  8. Si te es posible cambia los productos comerciales (aunque sean verdes) por ingredientes naturales como el bicarbonato, el vinagre y el limón.
  9. Elabora tus propios productos de limpieza. Aquí puedes ver cómo.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Tags: Compuestos químicos sintéticos, cloro, fenol, paradiclorobenceno, alcohol, propilenglicol, tripolifosfato de sodio, paradiclorobenceno, amoníaco, hipoclorito de sodio, hidróxido de sodio, sosa cáustica, butilo, ácido clorhídrico, ácido muriático, nitrobenceno, formaldehido, residuos tóxicos, productos de limpieza, corrosivo, inflamable, irritante, aromatizante, detergente para ropa, lavaloza, limpiador de baño, limpiavidrios, desinfectante, blanqueador, limpiadores de horno, líquido destapacaños, desengrasantes, quitasarro, limpiador de metal, pulidores de zapataos, pulidor de piso, abrillantador de muebles.

Artículos recomendados:

Elabora tus propios productos de limpieza

Evita estos compuestos tóxicos en productos para el hogar