Transforma tu espacio con macetas

Si buscas inspiración para adornar tu jardín, patio o terraza puedes recurrir a la versatilidad de la jardinería en macetas. Tiene muchas ventajas ya que prácticamente se pueden utilizar variados recipientes como macetas y además es posible plantar infinidad de especies.

MacetasTamaños

Antes de adquirir una maceta piensa: ¿Qué plantas deseas cultivar? ¿Ornamentales u hortalizas? ¿Cuánto tiempo tienes para regarlas? ¿En dónde vas a ubicarlas?

Las macetas grandes pueden servir como punto focal en la decoración de un patio o un espacio amplio. Pueden sembrarse con un árbol como el olivo, con flores pequeñas como margaritas o simplemente dejarse vacías.

Las macetas chicas pueden colocarse en estantes a distintos niveles de altura y además tienen la ventaja de que consiguen cambiarse de lugar con facilidad.

Las macetas colgantes dan una sensación de amplitud y pueden llenarse de geranios o hierbas aromáticas. De hecho los canastos colgantes son ideales para cultivar fresas. ¡Y el verano es un momento excelente para hacerlo!

Materiales

Aprovecha el glamour de lo reciclado. Se puede utilizar casi cualquier recipiente como maceta siempre y cuando sea posible perforar el fondo para permitir el drenaje de riego. Por ejemplo, utensilios de cocina como una cacerola vieja o un bote de pintura.

  • Para las canastas de mimbre es necesario forrarlas colocando una bolsa de plástico en el fondo de la maceta para evitar que la humedad de la tierra pudra el canasto.
  • Las macetas de barro pueden conseguirse en casi cualquier vivero solamente hay que tomar en cuenta que el barro es poroso y se seca con rapidez.
  • La madera rústica es ideal para las plantas de los bosques.
  • Las macetas grandes de piedra son perfectas para plantaciones permanentes. Ya que serán muy pesadas y por lo tanto difícil de moverse.
  • Las macetas de metal tienen la desventaja de que se calientan enseguida en época de calor así que pueden resecar las raíces. A estas es mejor que no les dé el sol directamente.
  • Las macetas de plástico tienen la ventaja de ser livianas pero no sirven para cultivar plantas altas o pesadas porque podrían volcarse con el viento.
  • Por último, existen otras macetas de materiales naturales como la fibra de coco que harán el espacio lucir mucho más fresco y original.

PREPARACIÓN

Antes de reciclar las macetas hay que limpiarlas a fondo, sobre todo si contenían plantas enfermas. Limpia con detergente biodegradable y enjuágalas bien. Una vez secas verifica que tengan un drenaje adecuado. Esto quiere decir que tu maceta tenga agujeros en la base que permita la salida del exceso de agua. Si no los tienen perfora la base en varios lugares con un taladro.

Para impedir la putrefacción de las raíces coloca piedritas o trozos de macetas de barro rotas en el fondo de la maceta para que el agua drene con fluidez. Una idea es colocar una malla metálica y cubrirla con grava para evitar que los agujeros del drenaje se tapen y se salga el relleno.

Para el relleno utiliza una mezcla de tierra negra, compost y humus de lombriz para nutrir a tus plantas. Recuerda no agregar productos químicos sintéticos u otras substancias tóxicas que puedan dañar tu salud.

Las plantas purifican el aire. Elevan nuestro ánimo y mejoran el contexto de nuestro hogar. Llena tu patio con plantas y crea un ambiente ideal para la proliferación de la vida silvestre como mariposas, abejas y pequeñas aves. Una combinación de flores perfumadas como la lavanda, arbustos con bayas como las zarzamoras y hortalizas como los jitomates son la combinación perfecta para que aves e insectos puedan vivir en armonía.

Aprovecha las texturas, colores y formas de las diversas variedades de plantas para hacer combinaciones creativas. Y no olvides tener en cuenta el color, la simetría, el ritmo y el orden de las macetas.

© 2015 Rocío Río de la Loza

¡A reciclar! Guía práctica para el hogar

Reciclar es sencillo y disminuye la generación de basura porque transforma materiales usados en recursos valiosos que sirven como materia prima para elaborar otros productos o para generar la energía que se utiliza en el proceso de manufactura. En ciertos casos, como en las baterías de los teléfonos celulares, algunas piezas son recabadas para extraer materiales peligrosos para la salud como el mercurio y el cadmio, los cuales pueden producir envenenamiento y hasta la muerte. Alrededor del 30% de los residuos que generamos en el hogar son inorgánicos y reciclables y existen canales apropiados para su disposición. Esto quiere decir que no todo lo que tiramos al basurero es “basura”.

Reciclar se refiere a someter una materia a cierto proceso físico-químico o mecánico para que pueda ser reutilizable y reintroducida a un nuevo ciclo de vida, de esta forma nos permite ahorrar recursos productivos como madera, agua, arena, electricidad, petróleo, tiempo, trabajo, dinero… El principio del reciclaje está en separar correctamente los residuos y existen códigos de color establecidos para ello:

AZUL PARA PAPEL Y CARTÓN

Sí: Periódicos, revistas, folletos, papel para envolver regalos, volantes, cartón, cartulina, papelería de oficina, cartones de huevo.

No: Papel encerado para cocinar, papel de baño, servilletas, empaques de cartón embarrados de comida.

OJO: Los cartones que tienen una cubierta de metal y además están plastificados como los Tetra Pack® sí con reciclables pero los reciben pocos centros de acopio.

¡Al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 árboles!

AMARILLO PARA PLÁSTICO Y METAL

Sí: Botellas de agua y refrescos, envases de alimentos, latas de cerveza, refrescos y conservas, charolas de aluminio (como la de comida congelada), aerosoles.

No: Juguetes, utensilios de cocina, guantes de goma, biberones, envases de productos de carnes frías, film de polietileno transparente que se usa para envolver alimentos frescos como carne y pollo.

OJO: El “unicel” (poliestireno EPS) es altamente contaminante si se disemina. Aunque sí es reciclable muy pocos centros de acopio lo reciben porque existen escasas plantas especializadas en su proceso. Es mejor evitarlo.

VERDE PARA VIDRIO

Sí: Frascos de conservas y alimentos para bebé, botellas de refrescos, cervezas, bebidas alcohólicas y jugos de cualquier color, tarros de cosmética y perfumería.

No: Cerámica, cristales de ventana, espejos, tubos fluorescentes y focos.

OJO: Los focos ahorradores contienen mercurio y por lo tanto deben depositarse solamente en los centros de recolección especiales.

¡Reciclando el vidrio ahorramos el 32% de la energía que se requiere para hacer nuevo vidrio!

ROJO PARA DESECHOS PELIGROSOS

Sí: Insecticidas, aceites, residuos sanitarios como papel de baño, toallas femeninas, pañales, gasas y vendas.

No: Medicinas caducas. Estas se depositan en contenedores específicos que hay en centros de salud, clínicas de especialidad y farmacias como en Farmacias del Ahorro.

OJO: Las pilas y los aparatos electrónicos deben llevarse a centros especializados.

NARANJA PARA RESIDUOS ORGÁNICOS

Sí: Restos de comida, hojas secas, pasto, empaques de alimentos que estén marcados como composteables, etc.

No: Hojas de papel o cartón.

Esta categorización de colores se puede apreciar en los botes de basura dispuestos en centros de acopio, calles, plazas, centros comerciales y algunas oficinas.

En casa idealmente podrías separar así:

** 3 botes de basura con tapa para:

– Desechos sanitarios

– Orgánicos

– Inorgánicos no reciclables

** 4 contenedores (huacales, cajas de cartón o de plástico) para reciclaje:

– Papel y cartón (desarmar y doblar)

– Plástico y metal (botellas de PET y latas apachurradas)

– Vidrio (sin romper)

– Varios (libros, CDs, DVDs, objetos de cerámica y madera, ropa, trapos viejos, etc.)

** 1 bote de refresco de PET para guardar las pilas mientras las llevas al centro de acopio

** 1 caja pequeña para guardar medicinas caducas que esté fuera del alcance de los niños

Si no cuentas con espacio guarda todo en un solo contenedor y al llevarlo al centro de acopio sepáralo en bolsas reusables para transportarlos fácilmente. Es importante que todo esté súper limpio para evitar malos olores y animales.

Para conocer centros de acopio cerca de ti puedes llamar a la Secretaría del Medio Ambiente de tu municipio.

© 2015 Rocío Río de la Loza