Espárragos con habas y cebollita cambray

Espárragos con habas y cebollita cambray

Espárragos con habas y cebollita cambrayLas habas y los espárragos son una excelente fuente de folato (ácido fólico), el cual se recomienda durante el embarazo ya que previene defectos del tubo neuronal. Es parte del complejo de vitaminas B y tiene un rol esencial en el funcionamiento de los nervios de todo el cuerpo.

Los espárragos aportan potasio, fósforo y calcio, así como vitamina A, B, C, K y E. Las habas por su parte, al ser una leguminosa, contienen importantes cantidades de aminoácidos (proteínas) de origen vegetal. Lo cual te mantendrán satisfecha y con energía por más tiempo. Las habas también son ricas en vitamina K, C, A y algo de E.

Las cebollitas le dan un toque crujiente y las hierbas aroma y frescura al paladar. Yo añadí cebolla morada porque soy fan de la cebolla pero si crees que es demasiado para ti simplemente déjala fuera.

Rinde para 1 bol mediano botanero.

Los ingredientes:

  • 10 espárragos frescos
  • 1 taza de habas frescas
  • 3 cebollitas de cambray
  • 1 manojito de cilantro, picado finamente
  • 1 manojito de perejil, picado finamente
  • El jugo de 2 limones
  • Aceite de olivo extra virgen, de preferencia orgánico
  • 1 chile verde, desvenado y sin semillas, picado finamente
  • Sal de mar
  • Pimienta al gusto

Las instrucciones:

  1. Retira la parte más gruesa de los espárragos.
  2. El truco de los vegetales es cocerlos correctamente. Para los espárragos coloca una olla tipo arrocera (osea que sea ancha para que quepan acostados) con suficiente agua, una pizca generosa de sal de mar y un chorrito de aceite de oliva y llévala a ebullición. Cuando esté burbujeando echa los espárragos y hierve por 5-8 minutos. Retira rápidamente del fuego, colócalos en un colador y rocía con agua fría para detener la cocción. Deja escurrir bien.
  3. Puedes reutilizar esa misma agua para las habas. Simplemente hiérvelas hasta que estén suaves pero no se deshagan. Esto puede tardar unos 15 minutos pero mantente al pendiente. Igualmente escurre bien y deja enfriar.
  4. Corta las cebollitas de cambray en rodajas, utilizando también la parte verde que esté en buen estado.
  5. En un recipiente agrega todos los ingredientes: espárragos, habas, cebollita, hierbas de olor, chile verde y jugo de limón. Añade sal, pimienta y aceite de oliva utilizando una cuchara. Mezcla bien y prueba. Añade el aceite que creas necesario.
  6. Deja reposar en el refrigerador durante una hora mínimo antes de servir. Esto permite que los vegetales se maceren en el aderezo y saben mejor.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Dahl de lentejas, jitomate y especias

Dahl de lentejasEl dahl es un platillo sudasiático elaborado a base de lentejas (que han sido secadas y partidas por la mitad), especias, jitomate, chile verde y cebolla.

En general asociamos a la comida de la India con algo picante, irritante y pesado. Pero en realidad existen muchos platillos vegetarianos y veganos que no encajan esa descripción. ¡Este es uno de ellos! Las lentejas son una excelente fuente de proteínas de origen vegetal y minerales como el hierro, calcio, potasio, fósforo, selenio, zinc, magnesio y manganeso. Así como vitamina A, K y algunas del complejo de vitamina B, particularmente folato (ácido fólico), que es básico para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

La cúrcuma es el ingrediente estrella de este platillo y de otros currys. Es una raíz con potentes poderes anti-inflamatorios. Además de brindar un hermoso color amarillo brillante. La leche de coco compensa lo picante del chile por lo que no es un platillo pesado para el estómago y el resultado es una sopa sumamente placentera. Yo me quemé la lengua por no tener paciencia para dejar que se enfriara.

Si no encuentras lentejas rojas puedes usar las verdes, simplemente te dará un color distinto como resultado.

 Rinde para 4 porciones.

Dahl de lentejas, jitomate y especiasLos ingredientes:

  • 1 ½ taza de lentejas rojas
  • 1 cebolla grande finamente picada
  • 1 chile verde, desvenado y sin semillas
  • 2 jitomates picados en cubitos
  • 1 cdita de cúrcuma orgánica en polvo
  • 1 lata de leche de coco (400 ml aproximadamente)
  • 300 ml de agua
  • Sal y pimienta al gusto

+ Para decorar:

  • 4 cdas de aceite de coco
  • 1 cebolla finamente picada
  • Hojas de cilantro fresco
  • Ajonjolí negro (nigella seeds)
  • 1 jitomate cortado en cubitos

Las instrucciones:

  1. En una olla grande mezcla la leche de coco, la cebolla, los jitomates, el chile, la cúrcuma, las lentejas y el agua. Hierve a fuego lento alrededor de 20 minutos o hasta que las lentejas se suavicen.
  2. Mientras tanto en una sartén calienta el aceite de coco y fríe la cebolla hasta que quede crujiente.
  3. Para servir vierte el dahl en un plato hondo. Decora con el jitomate, la cebolla frita, el cilantro y las semillas.

La receta original proviene de un libro que me regalaron para mi cumple: El libro de oro de la cocina vegetariana.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Desayuno de alforfón con leche de coco y nueces

– sin gluten y sin lácteos –

Cremosa avena con leche de coco nueces y uvas

En realidad este platillo es como avena pero sin avena… jajaja Se trata de un grano entero que se llama alforfón o buckwheat en inglés. A pesar de su nombre, no está relacionado con el trigo, de hecho, es libre de gluten y se le considera un grano antiguo porque los hombres lo cultivaban desde la prehistoria. Es originario del norte de Asia y se come mucho en Europa del Este y Rusia. Se puede preparar como arroz para platillos salados o en este caso, como avena para desayuno. Tiene un sabor anuezado pero muy sutil.

El alforfón tiene muchos beneficios para la piel. Contiene grandes cantidades de aminoácidos (proteínas) como la lisina, vitaminas del complejo B, potasio, fósforo, magnesio, calcio y hierro.

En esta receta se elabora con leche de coco y especias, y se decora con nueces o semillas y fruta de temporada. Me encanta porque puedo hacer un tanto y dejarlo en el refrigerador por unos días. Y así no tengo que cocinar corriendo en la mañana. Me voy comiendo una poca en el desayuno con los toppings que se me vayan antojando. A los niños también les gusta. Es bastante llenadora y perfecta para los días fríos y lluviosos o para cuando se te antoja algo dulce muy cañón.

Si no encuentras alforfón puedes usar avena natural.

Rinde para 4 porciones.

Los ingredientes:

  • 100 grs de alforfón (buckwheat groats en inglés)
  • 400 ml de leche de coco orgánica (puedes usar de almendra, soya o la leche vegetal que más te guste)
  • 100 ml de agua
  • 1 cdita de canela en polvo
  • 1 cda de extracto de vainilla orgánico o el relleno de una vaina

+ Fruta fresca y nueces para decorar. Yo usé uvas, trozos de coco, nueces de castilla en mitades y hojas de hierbabuena.

+ 1 cdita de miel de maple orgánica

Las instrucciones:

  1. En una olla coloca el agua, la leche, la vainilla, la canela y los granos enteros de alforfón. Revuelve con una pala de madera.
  2. Hierve durante 20 minutos o hasta que esté bien cocida.
  3. Sirve y decora con fruta fresca, nueces y la miel de maple.

NOTA: La puedes colocar en un frasco tipo Mason Jar y llevar a tu oficina. Guarda la fruta en un recipiente aparte para que la puedas calentar.

© 2015 Rocío Río de la Loza