Crostini de jitomates y aguacates del tianguis orgánico

Crostini de jitomate y aguacate

Crostini de jitomate y aguacateTodos los sábados La gallina verde participa en el tianguis orgánico de Querétaro “Bosque de Agua”. En un relajado ambiente familiar puedes encontrar todo tipo de productos. Hay orgánicos (huevo, verduras, pollo, pan, queso, vino, café, miel, aceite de coco, caldo de verduras, etc.) y productos elaborados artesanalmente con ingredientes naturales como jabones y cosméticos veganos. Así mismo puedes encontrar filtros de agua y otros gadgets para llevar una vida más sustentable. Y por supuesto tienes la oportunidad de disfrutar las súper ensaladas, tartas, pasteles sin gluten y galletas de avena libres de culpa de La gallina verde.

Estos crostinis están hechos con ingredientes orgánicos que provienen de productores locales. Pan artesanal, elaborado con harina de trigo durum (el cual se muele entero en molinos de piedra), los jitomates heirloom (tradicionales o de herencia) y aguacates criollos (los que tienen la cáscara delgadita y se pueden comer con ella).

Te recomiendo visitar los mercados y tianguis de tu localidad. Cada vez hay más espacios para productos orgánicos y/o sustentables. Es una ocasión para conocer de dónde provienen tus alimentos, charlar con los productores y encontrar joyas como estas chuladas para tu cocina.

El crostini proviene del italiano y básicamente es una rebanada de pan tostado con algo delicioso encima. Si no comes pan puedes sustituirlo por tostadas de arroz inflado o tostadas de maíz sin gluten.

Rinde para 2 crostinis.

Los ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan rústico orgánico, tostadas
  • 2 jitomates heirloom orgánicos, cortados en rodajas
  • 1 aguacate criollo orgánico
  • 1 cdita de piñones
  • 1 cda de pesto
  • Hojas de albahaca
  • Hojas de orégano
  • Sal en grano

+ Un chorrito de aceite de olivo orgánico extra virgen y vinagre balsámico (opcional)

Las instrucciones:

  1. Extiende el pesto sobre una de las rebanadas.
  2. Arregla las rodajas de jitomate sobre esa mitad. Si son de diferentes colores acomódalos intercalados.
  3. Coloca el aguacate sobre la otra mitad.
  4. Adorna con las hojas de albahaca y orégano.
  5. Espolvorea la sal de grano y los piñones.
  6. Si deseas puedes añadir el aceite y el vinagre justo antes de comer, con una cucharita para que no se te pase y se moje todo el pan.

Dependiendo del tamaño de las rebanadas de pan este platillo puede ser un snack, lunch oficinista o hasta una botana coqueta para una reunión.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Ensalada de quínua negra con duraznos asados

Ensalada de quínua negra con duraznos asados

La quinoa es un grano entero (pseudo-cereal) que pertenece al grupo de los granos antiguos. Proviene de Sudamérica y era cultivado por los increíbles Incas. Es una excelente fuente de proteína de origen vegetal porque contiene amino-ácidos esenciales, así como ácido fólico, magnesio, manganeso, fósforo, cobre y hierro.

Es súper versátil en la cocina y en esta receta se combina con el sabor caramelizado de los duraznos asados, el amargo de los berros y lo fragante de la albahaca. Es ideal para impresionar a los invitados pero realmente sencilla de elaborar.

Te recomiendo hervir un tanto de quinoa y tenerla en el refrigerador, la puedes añadir a tus smoothies, sopas, guisados o ensaladas. Le da una textura interesante pero sobre todo le añade una sorprendente cantidad de nutrientes.

Puedes usar cualquier variedad de quinoa.

Rinde 2 porciones.

Los ingredientes:

  • ½ taza de quinoa orgánica, cruda
  • ½ cdita de comino en polvo
  • 2 tazas de agua
  • 1 manojo grande de berros orgánicos
  • Hojas de albahaca de tu jardín
  • 2 cebollitas de cambray en rodajas, inlcuído lo verde
  • 2 puñados de pistaches pelados
  • 2 duraznos
  • Aceite de oliva extra virgen orgánico
  • Vinagre balsámico
  • Sal de mar en grano orgánica

+ Sal y pimienta negra al gusto

 Las instrucciones:

  1. Enjuaga la quinoa en una coladera bajo el chorro de la llave. Escurre bien.
  2. En una olla coloca el agua, la quinoa y el comino. Hierve alrededor de 15 minutos o hasta que veas que a la quinoa le sale como “una colita” blanca y ha aumentado su tamaño. Cuela y reserva.
  3. Corta los duraznos en mitades y luego en cuartos. Retira el hueso. Colócalos en un bol y rocía aceite de oliva y una buena pizca de sal en grano. Masajea con las manos para que el aceite cubra bien cada cuarto.
  4. En una sartén o parrilla bien caliente asa los duraznos, primero de un lado y luego del otro (que te quede quemadito.) Retira del fuego y deja que enfríen un poco.
  5. En dos platos coloca los berros y dos o tres cucharadas de quinoa. Arregla los duraznos, esparce el cebollín y los pistaches. Decora con las hojas de albahaca. Rocía una cucharadita de aceite de olivo y de vinagre. Añade sal y pimienta negra.

© 2015 Rocío Río de la Loza