Agua naturalmente vitaminada

Agua fresa, sandía y albahaca

Crea tu propia “vitamin water” con ingredientes 100% naturales
– infusiones libres de químicos artificiales y azúcar refinada –

Agua de fresa, sandía y albahacaEstas infusiones son súper sencillas y rápidas, ideales para mantenerte bien hidratada. El agua absorbe las vitaminas y minerales de los ingredientes. Las puedes preparar desde la noche anterior o llevar contigo en un frasco o termo. También es una buena idea para destantear al antojo de los refrescos en las fiestas.

COMBINACIONES:

  1. Fresa, sandía y albahaca.
  2. Uvas, piña y hierbabuena.
  3. Limón, pepino y romero.

Los ingredientes:

  • 2 tazas de agua – puede ser natural, mineral o agua de coco (natural)
  • Hierbas de olor frescas
  • Fruta y verdura picada o en rodajas, de preferencia orgánica

Las instrucciones:

  1. En un vaso, frasco o jarra coloca la fruta, las hierbas y las verduras de tu elección.
  2. Llena con agua y deja reposar por dos horas.
  3. Puedes agregar hielo o refrigerar la infusión para hacerla todavía más refrescante.
  4. ¡Inventa tus propias infusiones!

© 2015 Rocío Río de la Loza

Smoothie verde de mango y espinaca súper poderoso

Smoothie verde de mango y espinaca

Smoothie verde de mango y espinacaHe visto que hay mucha confusión entre los jugos verdes y los smoothies verdes. Así que ahí les va el rollo: los jugos se hacen en extractor y no contienen la fibra, mientras que los smoothies, también conocidos como licuados o batidos verdes, se hacen en licuadora y contienen la fibra. No es que uno sea mejor que otro, simplemente tienen diferentes funciones y beneficios.

Los jugos para mí son un complemento, es una inyección de vitaminas, minerales y fitonutrientes que rápidamente son absorbidos y en 20-30 minutos ya están corriendo por tu torrente sanguíneo. De preferencia se toman en ayuno o separados de las comidas y puedes tomar más de uno diario.

Mientras que un smoothie puede suplir a una comida ya que si se agregan los ingredientes correctos puede aportar proteínas, carbohidratos y grasas buenas de un sólo sorbo. Además como contienen toda la fibra tardan más en digerirse por lo que te mantienen satisfecha por más tiempo y ayudan a una buena digestión.

En este caso la espinaca y la avena contribuyen con la mayoría de aminoácidos (que forman proteínas) de origen vegetal. La chía y el aguacate aportan ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. El aguacate es además rico en vitamina E, K, C, folato y B6, excelente para la piel y el pelo. La almendra aporta tanto aminoácidos como grasas buenas y carbohidratos. El mango es rico en prebióticos y antioxidantes.

Los dátiles son mi edulcorante natural favorito porque además de su dulzor aportan importantes cantidades de hierro, vitamina A y K y potasio. El potasio es un electrolito esencial para el corazón, la presión arterial y la función muscular. Los dátiles son una fruta extraordinaria porque protege contra enfermedades coronarias, algunos tipos de cáncer y la oxidación de las células por los radicales libres.

Para este smoothie utilicé moringa. ¿Qué es eso te preguntarás? La moringa es considerada un súperalimento (superfood) por su densidad de nutrientes. Es como una estación nuclear de vitaminas, minerales y fitonutrientes. Fortalece el sistema inmunológico y se utiliza para tratar varios achaques, desde problemas de la piel, dolores de cabeza, infecciones gastrointestinales, úlceras, tumores, diabetes, malaria, colesterol alto, enfermedades del hígado y riñón, entre otros. Produce un estado de bienestar en general debido a sus cualidades anti-inflamatorias y anti-oxidantes. No obstante, como cualquier otro súperalimento hay que tener precauciones y no exagerar en las dosis. Si estás pensando en concebir pronto o estás embarazada mejor consúltalo con tu doctor.

¡Bueno aquí te va la receta! Es ideal para aquellos días que no te da tiempo de desayunar o para antes de hacer ejercicio. Y si te quedaste con dudas de la moringa pues simplemente no la añadas y ya está.

Rinde para 1 súper smoothie o 2 smoothies pequeños.

Ingredientes smoothie verde de mango y espinacaLos ingredientes:

  • 1 taza de leche de almendra orgánica
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de mango congelado
  • 1 taza de espinaca baby orgánica
  • 4 dátiles
  • 1 rebanada de aguacate
  • 1 cda de semillas de chía
  • 1 cdita de moringa
  • 3 cdas de avena previamente remojada (yo la dejé en el refrigerador durante toda la noche)

Las instrucciones:

¡Añadir todo a la licuadora y listo! Sentirás un boost de energía y verás que no te da hambre hasta la comida J.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Chocolate caliente más healthy y sin lácteos

Chocolate caliente cacao beans

Chocolate caliente cacao beansEste es un clásico que disfrutan niños y grandes pero en una versión mucho más healthy. El chocolate caliente no puede faltar el día de muertos y en las roscas de reyes.

En esta receta puedes utilizar la leche vegetal de tu preferencia, aunque te sugiero todas menos la de arroz. A mí me gusta la de soya orgánica porque le da un cuerpo mucho más cremoso y espeso pero la de avena y la de coco también le van bien.

Algunas marcas de chocolate como el famoso “Chocolate abuelita” puede contener trazas de gluten, lácteos y huevo. Además de que en su lista de ingredientes incluye lecitina de soya, grasa vegetal, una inmensa cantidad de azúcar y saborizante artificial.

Rinde para 4 porciones.

Los ingredientes:

  • 4 tazas de leche vegetal
  • 4 cdas de azúcar de coco (o azúcar mascabado o piloncillo)
  • 5 cdas de cacao en polvo, de preferencia orgánico (busca la cocoa que diga “raw” o crudivegana, pues es una versión menos refinada que la cocoa comercial y no contiene azúcar)
  • 1 cda de extracto de vainilla orgánica
  • 1 raja de canela

+ Trocitos de cacao orgánico (cacao nibs) para decorar

Las instrucciones:

  1. En la licuadora vierte la leche, el cacao en polvo, el azúcar de coco, la vainilla y la canela. Licúa hasta que todo quede bien incorporado. Prueba y añade más cacao o azúcar de acuerdo a tu gusto.
  2. Vacía la mezcla a una olla y calienta lentamente, moviendo constantemente para que no se derrame.
  3. Sirve en tazas y decora con los trocitos de cacao

© 2015 Rocío Río de la Loza

Jugo verde de manzana y zanahoria para los niños

Jugo verde de manzana y zanahoria para los niños

Una buena forma de introducir a los niños a los jugos verdes es dejar que ellos mismos los preparen con sus ingredientes favoritos. El extractor es un aparato sencillo de usar, con supervisión claro, y es muy satisfactorio para cualquiera que lo use.

Yo les pido que elijan una fruta y por lo menos una verdura (¡si tengo suerte elijen más!). Aunque el radio ideal de los jugos verdes es 3:1, osea tres verduras por una fruta, lo importante al principio es que los chamacos se animen a probarlo. Lo cual en ocasiones puede ser un reto bastante grande en sí mismo. Y así ya después irán adquiriendo el hábito y el gusto por los jugos de vegetales.

Ahora, es verdad que los jugos de fruta naturales también contienen azúcar en generosas cantidades (fructosa) pero no se compara para nada con los jugos embotellados ni los refrescos. Y obviamente no se van a tomar un litro, sino un vasito lleno de vitaminas, minerales y fitonutrientes.

Rinde para 3-4 vasos pequeños.

Los ingredientes:

  • 3 manzanas orgánicas
  • 6-8 zanahorias orgánicas
  • 1 pedacito de 2 cm de jengibre pelado (opcional*)
    + Extractor de jugos

*El jengibre tiene un sabor muy potente, así que si es la primera vez que prepararás jugo verde con tus hijos tal vez será mejor dejarlo fuera.

Las instrucciones:

  1. Lava bien las frutas y verduras.
  2. Corta las manzanas por la mitad y quitar las semillas. Se pueden quedar con cáscara si son orgánicas.
  3. Pela el jengibre. Se puede echar con cáscara pero casi siempre están llenos de tierra así que yo prefiero pelarlos.
  4. A las zanahorias cortarle la cabeza y la cola si están muy feas. Se pueden quedar con cáscara si son orgánicas. Corta en trozos si están muy grandes.
  5. Pasa todo por el extractor de jugos.
  6. Sirve y disfruta recién hecho.

© 2015 Rocío Río de la Loza