Smoothie verde de mango y espinaca súper poderoso

Smoothie verde de mango y espinacaHe visto que hay mucha confusión entre los jugos verdes y los smoothies verdes. Así que ahí les va el rollo: los jugos se hacen en extractor y no contienen la fibra, mientras que los smoothies, también conocidos como licuados o batidos verdes, se hacen en licuadora y contienen la fibra. No es que uno sea mejor que otro, simplemente tienen diferentes funciones y beneficios.

Los jugos para mí son un complemento, es una inyección de vitaminas, minerales y fitonutrientes que rápidamente son absorbidos y en 20-30 minutos ya están corriendo por tu torrente sanguíneo. De preferencia se toman en ayuno o separados de las comidas y puedes tomar más de uno diario.

Mientras que un smoothie puede suplir a una comida ya que si se agregan los ingredientes correctos puede aportar proteínas, carbohidratos y grasas buenas de un sólo sorbo. Además como contienen toda la fibra tardan más en digerirse por lo que te mantienen satisfecha por más tiempo y ayudan a una buena digestión.

En este caso la espinaca y la avena contribuyen con la mayoría de aminoácidos (que forman proteínas) de origen vegetal. La chía y el aguacate aportan ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. El aguacate es además rico en vitamina E, K, C, folato y B6, excelente para la piel y el pelo. La almendra aporta tanto aminoácidos como grasas buenas y carbohidratos. El mango es rico en prebióticos y antioxidantes.

Los dátiles son mi edulcorante natural favorito porque además de su dulzor aportan importantes cantidades de hierro, vitamina A y K y potasio. El potasio es un electrolito esencial para el corazón, la presión arterial y la función muscular. Los dátiles son una fruta extraordinaria porque protege contra enfermedades coronarias, algunos tipos de cáncer y la oxidación de las células por los radicales libres.

Para este smoothie utilicé moringa. ¿Qué es eso te preguntarás? La moringa es considerada un súperalimento (superfood) por su densidad de nutrientes. Es como una estación nuclear de vitaminas, minerales y fitonutrientes. Fortalece el sistema inmunológico y se utiliza para tratar varios achaques, desde problemas de la piel, dolores de cabeza, infecciones gastrointestinales, úlceras, tumores, diabetes, malaria, colesterol alto, enfermedades del hígado y riñón, entre otros. Produce un estado de bienestar en general debido a sus cualidades anti-inflamatorias y anti-oxidantes. No obstante, como cualquier otro súperalimento hay que tener precauciones y no exagerar en las dosis. Si estás pensando en concebir pronto o estás embarazada mejor consúltalo con tu doctor.

¡Bueno aquí te va la receta! Es ideal para aquellos días que no te da tiempo de desayunar o para antes de hacer ejercicio. Y si te quedaste con dudas de la moringa pues simplemente no la añadas y ya está.

Rinde para 1 súper smoothie o 2 smoothies pequeños.

Ingredientes smoothie verde de mango y espinacaLos ingredientes:

  • 1 taza de leche de almendra orgánica
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de mango congelado
  • 1 taza de espinaca baby orgánica
  • 4 dátiles
  • 1 rebanada de aguacate
  • 1 cda de semillas de chía
  • 1 cdita de moringa
  • 3 cdas de avena previamente remojada (yo la dejé en el refrigerador durante toda la noche)

Las instrucciones:

¡Añadir todo a la licuadora y listo! Sentirás un boost de energía y verás que no te da hambre hasta la comida J.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *