“Cultiva” aire limpio en tu hogar con plantas que desintoxican el ambiente

Todos sabemos que las plantas purifican el aire, de ahí la importancia de preservar áreas verdes como pulmones naturales para las ciudades. Sin embargo, existen algunas variedades que son ideales por su capacidad de absorber residuos tóxicos del ambiente lo que las hacen perfectas para mejorar la calidad de aire en espacios cerrados como hogares, escuelas y oficinas. Estos compuestos orgánicos volátiles (COVs) son derivados principalmente de muebles, equipo de oficina, productos para la limpieza y materiales para la construcción, y son conocidos irritantes y potenciales carcinógenos.

En la década de los ochenta la NASA realizó un estudio[1] para determinar cuáles eran las plantas más óptimas para sus estaciones espaciales, donde había presencia de más 100 COVs, entre ellos tres tóxicos hallados comúnmente en nuestras casas: formaldehído, benceno y tricloruro de etileno. Posteriormente más hallazgos fueron publicados en 1996 por el Dr. Bill Wolverton en su libro “Como cultivar aire fresco” (How to Grow Fresh Air). Las investigaciones siguen creciendo en este excepcional campo de la ciencia.

Te comparto cinco variedades de plantas para “cultivar aire limpio” que son muy comunes en los viveros de nuestro país son:

  1. Sábila (aloe vera): Esta suculenta es ideal para absorber formaldehído y benceno, tóxicos presentes en productos de limpieza y pinturas. Además su carne tiene varias aplicaciones medicinales, entre ellas para quemaduras o erupciones en la piel. Así mismo, puede tomarse en jugo para aliviar síntomas de la gastritis. En México existe una tradición popular donde se le atan listones rojos a las hojas y se regala esta planta a los seres queridos como símbolo de abundancia cuando se cambian de casa o comienzan un nuevo negocio.
  1. Cuna de moisés (spathiphyllum): Esta bella planta absorbe formaldehído, benceno, tricloruro de etileno (presente en desengrasantes y líquidos para desmanchar), tolueno (presente en gasolina, pinturas acrílicas, barnices, lacas, thinner, adhesivos, cemento, resistol y pintura para zapatos) y xyleno (presente en el barniz para uñas). Es perfecta además para adornar los espacios con sus curiosas flores blancas (quienes le dieron su nombre), requiere media sombra y regarse cada tercer día. Es originaria de México, Malasia y regiones tropicales del continente americano.
  1. Crisantemos (chrysanthemum morifolium): Esta planta perenne es originaria de Asia y se utiliza también en la medicina china para tratar enfermedades de ojos, pulmones e hígado. Sus flores son brillantes, coloridas y muy hermosas. Requieren estar cerca de una ventana donde les dé mucha luz. Es idea para absorber tóxicos residuales del pegamento, plástico, pintura y detergente.
  1. Ficus (ficus benjamina): Esta es una higuera que puede alcanzar hasta 15 metros de altura, por lo que es recomendable adquirirlos pequeños. Tiene gran capacidad para absorber el formaldehído. Es ideal para patios interiores o salones con techos altos. Al estar en la sala principal tiene la ventaja de absorber los químicos derivados de tapetes y alfombras. Es originario del sureste de Asia y norte de Australia.
  1. Palmera bambú (chamaedorea sefritzii): Esta palma de origen mexicano es ideal para absorber benceno y formaldehído. Le gusta estar en macetones en la sombra y es muy sencilla de cuidar.

Otras plantas purificadoras para interiores son: azalea, palo de Brasil, gerbera, palmera china, lengua de tigre, hiedra inglesa, poto dorado y cinta (también conocida como mala madre y lazo de amor).

Así que ya lo sabes, purificar el aire de forma natural es simple. La recomendación son plantas en macetas de 20 centímetros de diámetro y calcular 1 planta por cada área de 9 metros cuadrados.

© 2015 Rocío Río de la Loza

[1] Indoor Air (2014), Wolverton Environmental Services, www.wolvertonenvironmental.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *