¿Cuánta basura se produce en México?

Alguna vez te has preguntado ¿a dónde va toda la basura que se genera en tu hogar? ¿y qué puedes hacer para reducirla?

Un mexicano produce al día 1 kilo de basura. ¡Sí, tú también! Los hogares son responsables del 47% del total que se genera en el país. Si hacemos cuentas de los millones de mexicanos que somos, ¡es un montón de basura!…. Durante el gobierno de Vicente Fox se publicó la LEY GENERAL PARA LA PREVENCIÓN Y GESTIÓN INTEGRAL DE LOS RESIDUOS para organizar su recolección, traslado, tratamiento y disposición final. Ahí se define la clasificación de los residuos, los criterios que se usan para establecer su valor económico, los términos de eficiencia ambiental, tecnológica, económica y social para su manejo, y por último, quienes serán responsables de todo lo anterior. ¿Sabías que los municipios tienen la responsabilidad de recoger la basura de tu casa? En la ciudad de Querétaro puedes acudir al Centro Cívico para pedir informes acerca de este servicio.

La “basura” es todo material o producto no deseado, que se considera “desecho” y que por ende se necesita eliminar porque carece de valor económico. Existen dos grandes clasificaciones para la basura que se genera en casa, los residuos orgánicos y los inorgánicos.

Los orgánicos pueden ser descompuestos por microorganismos aeróbicos y provienen de un ser vivo, por lo que se reintegran rápidamente al medio ambiente y se conocen como biodegradables. Estos son hojas y ramas de árboles, huesos, cáscaras de huevo, frutas y verduras, carnes, champiñones, restos de comida, etc.

Los residuos inorgánicos son materiales que comúnmente provienen de procesos industrializados y que tardan muchos años en degradarse, a pesar de que tengan un origen natural como lo es el plástico. En este grupo encontramos frascos de vidrio, botellas de plástico, latas, empaques de aluminio, ropa, Tetra Packs, trapos viejos, aparatos electrónicos, DVDs, pilas, focos, muebles, etc. Por ejemplo, una cáscara de naranja tarda 6 meses en descomponerse mientras que un frasco de vidrio de mermelada tarda 4,000 años. Ahora, el término “biodegradable” en las etiquetas de ciertos productos de limpieza se aplica para aquellos cuyas sustancias son consideradas orgánicas, como en detergentes de ropa y líquidos limpia vidrios. Estos son opciones más amigables con el medio ambiente.

De acuerdo al Instituto Nacional de Ecología del total de la basura en México el 40% es materia orgánica, 15% papel y cartón, 8% vidrio, 5% plástico, 11% metal, 4% textil y 3% pañales desechables. Y solamente el 12% de todo lo anterior se recicla. Para el aprovechamiento de los residuos también es posible “salvar” los componentes de ciertos bienes de consumo, ya sea por su valor en dinero o por el peligro que presentan para el ecosistema y nuestra salud, como es el mercurio de los focos ahorradores, los termómetros y las pilas, y el cadmio de las baterías de teléfonos celulares.

El destino final para lo que llamamos basura son las fábricas de reciclaje (usualmente para vidrio, papel, metal, PET, etc.), los incineradores (para algunos de los residuos hospitalarios) y los vertederos. Existen dos tipos: los clandestinos, que generalmente son barrancos o depresiones naturales donde tiran los residuos sin permiso y son fuente de contaminación y enfermedades. En segundo lugar están los controlados, también llamados “rellenos sanitarios”. Son espacios que cuentan con los requisitos ambientales, sociales y económicos que determina la ley.

En Querétaro existen 17 rellenos y un tiradero a cielo abierto (Tolimán), de los cuales 4 están concesionados a empresas privadas. De acuerdo con las publicaciones Quadratín Querétaro y La Crónica Regional, desde el 2010 se han recibido apoyos económicos para regularizar dichos rellenos, pues varios de ellos están fuera de la norma, según lo declaró Marcelo López Sánchez, Secretario de Desarrollo Sustentable (SEDESU). Así mismo, en octubre del 2013 anunció que en el 2014 se crearía el relleno sanitario metropolitano en el municipio de Querétaro, el cual recibiría residuos sólidos de Corregidora, Huimilpan, El Marqués y Querétaro. Imaginen un basurero gigante en medio de la ciudad. ¿Suena bien no?

¿Sabías que solamente el 80% de los residuos que se generan en México son dispuestos correctamente? El resto va a parar a tiraderos clandestinos o vertederos a cielo abierto (que no están contenidos y por lo tanto hay infiltraciones de agua de lluvia), causando problemas para el medio ambiente y para la salud humana. De hecho, según publicó el periódico Universal de Querétaro, la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano recibió en el 2013 dos quejas de tiraderos clandestinos en el municipio de Corregidora, una por parte del propietario de una empresa y otra por parte de la SEDESU. Algunos de los peligros más grandes de tirar la basura en zonas inapropiadas son la contaminación de las fuentes de agua (y por lo tanto la tierra y todo lo que crece en ella), la emisión de gases tóxicos y los focos de infección. Por ello, se debe promover una infraestructura que permita la recolección, separación, reciclaje y disposición final de manera sustentable. Un ejemplo de ello es la generación de electricidad a través del biogas capturado en rellenos sanitarios.

¿Y qué podemos hacer para disminuir la basura que generamos en casa?

Prevenir: comprando productos con el mínimo de envases, embalajes y empaques y adquiriendo marcas ecológicas o productos biodegradables.

Reducir: deshaciéndote del mínimo de residuos posibles y aprovechando el material orgánico para hacer una composta.

Reutilizar: alargando la vida de los productos y encontrándole otras funciones.

Reciclar: disponiendo los residuos con responsabilidad, separando en casa y llevándolos al centro de acopio.

La canalización adecuada de los residuos depende también de quienes los generan (¡¡osea de cada uno de nosotros!!). La próxima semana ahondaremos en el tema del reciclaje y cómo se debe separar correctamente la basura en un hogar sustentable.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *