Crea tu propia composta

 Si dejas una pila de hojas, cáscaras de naranjas y otros desperdicios orgánicos en tu jardín simplemente comenzará a desintegrarse y tal vez atraigas insectos y roedores a tu propiedad. Pero si lo que deseas es producir tu compost entonces debes hacer algo más. Ni tan complicado ni tan asqueroso como suena elaborar tu propia composta es un procedimiento simple que requiere de la magia del tiempo y del trabajo arduo de pequeños organismos.

La base del compostaje es que la materia vegetal es descompuesta por microorganismos aeróbicos, ya sean bacterias u hongos, que requieren oxígeno para vivir y nitrógeno para romper y transformar la celulosa. Durante el proceso de transformación se genera mucho calor, la temperatura mata las semillas de las “hierbas malas” y los organismos no deseados. Mientras más nitrógeno haya más rápido será el proceso. Así que para acelerar el trabajo es importante proveer los elementos que los organismos que hacen la composta necesitan: oxígeno, humedad y nitrógeno.

El oxígeno se provee a través de ventilación, dependiendo del sistema que se use o del modelo del contenedor o compostero. La materia orgánica seca (como hojas) aporta carbono que se convierte en energía. La humedad se genera a través del riego o dejando que caiga la lluvia en caso de que el contenedor no tenga tapa y esté al aire libre. Y el nitrógeno puede provenir de estiércol de animales de corral, sangre, verduras y hojas con alto contenido de dicho mineral.

¿Qué se pone en la composta? Los esenciales son hojas verdes de los árboles, arbustos, restos de pasto (al cortar el jardín por ejemplo), hojas secas, varas, ramas, troncos cortados en pedazos más pequeños, residuos de frutas y verduras y aserrín. Estos son de rápida descomposición. También se pueden agregar bolsas de té, granos de café o restos de café molido, cascarones de huevo, cenizas de la chimenea (de madera), cartones de huevo cortados en pedacitos, cajas de cereal de cartón despedazados, papel picado o triturado, servilletas de papel, periódico cortado en tiras, lana, paja y heno. A estos se les denomina de lenta descomposición.

Evitar carne de res, cordero, cerdo y pescado, productos derivados de la leche, alimentos que contengan levaduras, aceites vegetales como el de maíz, grasas de origen animal como la manteca, plantas enfermas y/o con plagas, ceniza de carbón, pañales desechables, desechos de perros, gatos y otras mascotas, papel de revista, ilustraciones, filtros de cigarro y telas sintéticas. Los productos de origen animal tardan más tiempo en descomponerse, pueden producir malos olores y atraer animales.

En las ciudades, sobre todo si se habita un espacio pequeño, es común utilizar un compostero urbano, que habitualmente tiene en la parte superior una tapa para mantener el calor y evitar que entre la lluvia y una puertita en la parte inferior para poder sacar la materia que ya esté lista.

El proceso en estos composteros comienza con una base de tierra, después una capa de ramas y troncos para facilitar la ventilación. Después una buena mezcla de materiales de lenta y rápida descomposición. Si la mezcla aparenta estar seca hay que humedecer con una regadera. Debe quedar mojada pero que no se vean líquidos en el fondo. Algunos recomiendan añadir una capa de aserrín cada vez que se agrega algo al contenedor. Y eso sí, es importante mezclarlo bien con lo que ya había adentro, es decir, los materiales nuevos con los antiguos. Y se puede hacer con una pala o un trinche. Esto favorece que haya oxígeno para los microorganismos y se evite la aparición de bichos indeseables como la mosquita de la fruta. Si se desea se puede agregar estiércol de animales de corral periódicamente. El proceso puede tardar de 6 a 8 semanas o inclusive meses, dependiendo de la mezcla que tengas. Es cuestión de paciencia.

A la materia que resulta de la descomposición aeróbica se le denomina compost, el cual sirve como alimento para tu jardín, tus macetas y todo lo que has plantado en tu hermoso huerto.

© 2015 Rocío Río de la Loza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *